Batman – Cuando el cómic y la animación se dan la mano

Saludos muchachada!

Aprovechando el éxito de cierta película sobre un tipo que se aburre y decide salir por las noches vestido de rata con alas a repartir manporros en nombre de la justicia, haré mi propio homenaje a semejante presonaje hablando de una serie de animación que le hizo una honrosa y merecida justicia.

Corrían los años 90, mi juventud despertaba tropezando con los cordones desatados de mis hormonas, internet era un concepto abstracto en boca de algun geek bien informado, y los móviles pesaban lo que una bombona de butano. Y en la televisión comenzaron a emitir una serie de animación que sin duda dejaría una huella indeleble en la memoria del tiempo: Batman. Amparado por el paraguas del estreno de la película de Tim Burton sobre el hombre murciélago, la Warner decidió reabrir una abandonada mina de oro y surgió la brillante idea de hacer una serie animada del personaje más oscuro de los cómics de superhéroes.

La cosa, sin duda, era delicada, peliaguda, y requería manos de cirujano para no dar al traste con la mayor producción de dibujos animados del momento, para lo que se contó con un equipo creativo impecable, liderados por el gran dibujante Bruce Timm, quién no dudo en tirar de agenda para ayudas en los diseños de personajes. Bruce Timm y Eric Radomski se hiceron en mayor parte responsables del proyecto, y sin lugar a dudas ese fue el gran acierto… ignoro que hubiera ocurrido si hubiera caído en otras manos, pero conociendo el arte de Timm, dudo que igualara el resultado. Y el resultado fue un rediseño de BatMan, coger lo que ya había, tomar prestado de donde no, y redibujar lo que quedaba difuso en el original….

No fue un lavado de cara (o de máscara), porque no había cara que lavar, era más bien construir Roma a la escala de 24 fotogramas por segundo. El diseño de los personajes refleja que un cómic animado, es posible. La autencidad de los diseños de Hiedra, Joker o Pinguino, por poner solo unos ejemplos, parecía borrar sin problemas el recuerdo de que se trataba de una serie basada en un cómic, porque cobraban identidad propia. Tal era el caso, que incluso un personaje de la serie de animación se llegó a incluir en los cómics de Batman. Hablo por supuesto de la adorable Harley Queen. Su gloriosa aparición en “Un favor para el Joker” no pasó desapercibida, llegando incluso a rivalizar directamente con el extrañamente carismático payaso piscópata.

Los fondos son un tema a parte, cuidados con mimo poco visto en producciones de este tipo, lograron imitar una suerte de art deco minimalista, que con tres sombras bien enfocadas, eran capaces de plasmar un edificio megalómano de proporciones titánicas. Los decorados jugaban a esconder sus formas, sugiriendolas más que mostrandolas, todo envuelto en las eternas sombras que hacen honor al señor de la oscuridad. A veces me preguntaba cómo habían sido capaces de vender esa serie como juvenil…

Pero nada de eso habría llegado a aterrizar en cumbres tan altas sin sus fabulosos guiones. Paul Dini, a quien debemos los mejores capítulos de BatMan, capitaneaba un equipo de guionistas cuya premisa era dotar a todos los personajes de humanidad, y cuando digo todos, me refiero tambien a los villanos, que siempre escondían una motivación, a veces cautivadora, para conseguir sus propósitos, por lo general, siempre al otro lado la ley. Ahí quedan capitulos que lo demuestran como “Mad as a hatter“, “Casa y jardin” o uno de mis predilectos; “Avalancha de barro“, con un final tan dramático que parecía más un ópera que una serie de animación.

Claro que tratándose de la pequeña panatalla, las reglas son más grandes, y la permisividad era menos indulgente si quieres alcanzar más audiencia… esto es, la serie no se libró de la censura, la Broadcast Standars and Practices vigilaba de cerca el proceso creativo, con lo que tuvieron que hacer malavirismos tipo Matrix para esquivar el filo de las tijeras censoras. Y asi, derrapanado con las ruedas rozando el límite del asfalto, lograron mantener el aspecto oscuro y perverso de Batman…. aunque eso si, una broma del Pingüino sobre recojer el jabon en la prisión, una mancha de excremento de murciélago sobre el hombro de Alfred, y la mítica frase “Nos vemos en el infierno” quedaron en la hoguera de los descartes.

La serie superó expectativas, y creció por si sola, tanto, que pasado el tiempo el tiempo, el diseño original se quedó obsoleto, y Bruce Timm ,con la perfecta excusa de estrenar temporada, se encargó de hacer una revisión de la propia serie haciéndolos sin duda más adultos, retorcidos y en algunos casos, como el del Joker, escalofriantes.

El final de la serie no sufrió ningún revés dramático de la audiencia, fue más bien una decisión de los que comumente conocemos como “los de arriba“. Los mandamases juzgaron oportuno que era necesario darle otro enfoque a la serie, volviéndola a orientar el supuesto público juvenil al que iba dirigida, y de ahí nació la idea de trasladar la acción al futuro, con un Bruce Wayne geriátrico y un nuevo heredero de la capa negra, bajo el título genérico de Batman Beyond. Un nuevo renacer sin las leyendas clásicas, ni héroes ni villanos, para bien o para mal.

___

La serie de animación cuenta con tres películas:  “La mascara del fantasma“, “Sub-zero” y la inquietante “El regreso del Joker” que finalmente logró burlarse de la censura al salir la versión íntegra en DVD.Tambien hay unos cuantos cómics sobre la serie de animación, pero en este apartado sólo mencionaré un cómic redondo de pies a cabeza, dibujado íntegramente, como no, por Bruce Timm y guionizado por el mismísimo Paul Dini, titulado “Mad Love“, del que prometo hablaros pronto en otro post, que este ya esta siendo más largo que la barba de Moises.

Pero no puedo despedirme sin antes dejaros con esta maravillosa cabecera que precedía los capítulos de la serie en sus primeras temporadas, y una de las mejores que he visto en cuanto a series de animación se refiere.  Sintetizar quién es Batman es un sólo minuto, no es tarea fácil.

Ale, zagales, nos leemos en el mismo bat-blog, a la misma bat-hora!

Fuente:
Batman Animated,  Ed.Titan Books
Monográficos Dolmen 7:Bruce Timm , Ed. Dolmen

Hasta otra, zagales

Fa-Kun

Siempre Dibujando

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Batman – Cuando el cómic y la animación se dan la mano”

  1. Riesgo Says:

    Muy muy buena entrada!

    P.D.: Me encanta el bat-gatín que firma, jejejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: