Siempre Dibujando: Días de verano (parte 1 de 2)

Saludos, muchachada!

Un bonito dia para pasear en Scooter

Un bonito dia para pasear en Scooter

Otra semana que acaba, y otro Domingo que vengo a relataros los hilos que sujetan las marionetas de tinta que manejo. El de hoy es un dibujo del que me siento especialmente orgulloso, y es que yo no sólo no tengo abuela, sino que tampoco tengo vergüenza, ni propia ni ajena.

La idea de este dibujo surguió del ansia de hacer un dibujo de proporciones que abarcaran un tamaño poster, y sobre todo, hacer un fondo que cobrara tanto protagonismo como las chicas que lucen moto sin ITV ni retrovisor. Como las pille la guardia civil…

Dado que en un solo post no cabría analizar todo el proceso completo de realización de este dibujo, voy a dividirlo en dos partes, la de hoy se centrará en las chicas en Vespino. El próximo Domingo os desvelaré como hice el fondo, lo prometo!

Thelma y Louis en version anime

Thelma y Louis en versión anime

Todo comienza en la mesa de dibujo, rodeado de folios usados, un mano de manera, una entrada del Ghibli Museum enmarcada, un R2D2, un IPod, ánimos colgados de un corcho, gotas de imaginación nadando en un café y algún que otro lápiz sin afilar. Y tambien allí es donde comienza la busqueda del boceto “refinitivo”, que en este caso se me resistió como una fiera salvaje, o como el plastiquillo que precinta un CD.

Un consejo: siempre es clave buscar documentación, en mi caso, fotos de Audrey Herburp y la moto de la desquiciada prota de FLCL. No se puede pretender hacer las cosas de cabeza, cuando quieres un mínimo de realidad, que mi memoria es un disco duro de segunda mano, con un agujero negro que engulle todo lo acontecido hace media hora que no implique a Scarlett Johanson, Batman o algun detalle ínfimo de Star Wars.

Al final, va y me sale esto de chiripa… eso si, la chiripa cuesta sudores frios.

Al ataqueeeeeeel!

Al ataqueeeeeeel!

Una vez tenemos el dibujo a lápiz, lo metemos en una trituradora y se lo damos a comer al pájaro Dodo que vive en mi jardín… No, la verdad es eso es mejor hacerlo después de haberlo escaneado, el pájaro Dodo puede esperar. Suelo recomendar escanear los dibujos a la nada despreciable resolución de 300 ppp. Tambien lo podeis hacer a 75 ppp, o a 2 ppp, es más, podeis hacerlo a tamaño pixel, pero luego no me vengais llorando cual infante sin ración de atención primaria cuando ejecutaba un salto mortal con su triciclo, con quejas de la puérrima calidad obtenida, por que no atenderé alguna. He dicho.

Y abrimos el Photoshop, que para quien no lo sepa es como el Word, pero no tiena nada que ver el uno con el otro, y su único vínculo es que son programas. Así que dejate de Word, y abre el photoshop, que ya tardas!. En dicho programa, procederemos a entintar el dibujo, pero… ALTO! ¿Eso cómo se come?¿Eso cómo se dice?¿Eso cómo se hace?. Pues se come con las manos, los cubiertos estan sobrevalorados, se dice potochó, y se hace tal que “asin”:

Creamos dos capas, una con el dibujo a lapiz, y otra superior que es donde procederemos al entintado. Hay muchas técnicas para entitar en PS, pero me centraré en la que uso regularmente. Pinchamos en la herramienta pluma, o usamos su atajo de teclado pulsado la P, y nuestro cursos se convertirá, fijate tu que cosas, en una pluma. Entonces pinchamos en un sitio al azar, arrastramos el cursor, y vemos como se va trazando una línea.

El mejor dibujo de mi galeria.

El mejor dibujo de mi galeria.

Pues bien, cuando nos cansemos de hacer el ganso, volvemos a pinchar, pero cuidado! Si soltamos sin más, se quedará fija esa línea recta, pero si quisieramos hacerla curva, habría que seguir pulsando y arrastrando el cursor para que suceda lo siguiente:

Como diria Sin-Chan: Uuuuuuooooooooooh

Como diria Sin-Chan: Uuuuuuooooooooooh

La línea recta que habíamos hecho se curva según movamos el cursor, hasta que se quede donde nosotros queramos. Entonces es hora de pulsar el botón derecho del ratón/boli de tableta gráfica, y abrimos un menú contextualizado que nos propone lo siguiente…todo decente, mal pensados!

No hagais esto en casa, niños

No hagais esto en casa, niños

Tal y como se aprecia en la captura le damos a la opción que dice Contornear Trazado, tras lo cual saldrá la siguiente ventana.

Ventanas y mas ventanas

Ventanas y mas ventanas

Tenemos que decir que queremos trazar con el pincel y ojo, importante, marcar la casilla de Simular Presión, que hará que el trazo emule un entinado real… en la medida de lo imposible, claro. El resultado es este:

Todo esto, para esto.

Todo esto, para esto.

Y ahora aplicamos esto mismo a un dibujo a lápiz en A3 lleno de detalles y tras un arduo y, por que negarlo, divertidísimo esfuerzo (me lo paso pipa, a quien quiero engañar). Este es el proceso seguido:

Es mas divertido de lo que parece

Es más divertido de lo que parece

Poco a poco el lapiz va siendo reducido

Poco a poco el lápiz va siendo reducido

La comida estara lista en cinco minutos

La comida estará lista en cinco minutos

Y el resultado final:

Huyendo de la poli en Blanco y Negro

Huyendo de la poli en Blanco y Negro

LLega la hora de ponerle color a la vida. Lo más recomendable es añadir otra capa más (venga, no hay crisis, ale a poner capas), en este caso por debajo de la capa del entintado, dejando por encima de todo la capa con el dibujo a lapiz con un 30% de opacidad y en modo invisible. Más adelante os explicaré porque.

En la nueva capa creada para colorear, trazamos con la herramienta pluma la forma de lo que queramos colorear. Esto lo hago asi, por que la herramienta de selección no es lo suficientemente precisa, y suele dejar pequeñas imperfeccciones innadmisibles en un artista de mi talante sin abuela.

Veamos como sería el proceso con mas detalle.

Primero hacemos un trazado con la forma de la cara, y la rellenamos de un color, a ser posible, que de juego con el resto de la imagen.

ejemplo1ejemplo2

Esto se debe realizar con toooooooooooda la imagen… Para eso suelo emplear un chimpace amaestrado, pero me había dejado una nota diciendo que se había ido por tabaco. Eso fue hace dos meses, y ahora que me acuerdo, Chimpa no fuma. Rersigando, lo hice todo yo mismo.

Este color es tan pastel que engorda.

Este color es tan pastel que engorda.

Con esto, establecemos el tono del escena, las sombras y otros detalles, estarán sujetos a esta gama, por lo que se hacen después (al menos en mi caso, claro…). Los colores que he elegido son suaves por que las sombras ya le darán un color más fuerte y vigoroso. Y es que este es el siguiente paso, ponerle sombras al asunto. Para ello haremos visible la capa con el dibujo a lápiz.

ejemplo3La capa de lápiz será el chivato que nos marque por donde estan las sombras (la linea verde, para los que se perdieron algunas clases). Recomiendo crear una capa nueva, situada entre la capa de color y la del entintado, para colocar las sombras. Estas se realizan del mismo modo de que el color, trazamos con la pluma la forma de la sombra, y ale, pa casa.

ejemplo4ejemplo5ejemplo6Y este el resultado:

¡Por fin!

¡Por fin!

Y hasta aquí por hoy, que este post ya es más largo que la barba de moises en tiempos mozos. La semana que viene os explicaré como hice el fondo, asi que ya sabeis… La semana que viene en el mismo bat-canal, a la misma bat-hora.

Siempre Dibujando: Días de verano (parte 2 de 2)

Hasta otra, zagales!

inky-summer1Fa-Kun

Siempre Dibujando

Anuncios

Etiquetas: ,

Una respuesta to “Siempre Dibujando: Días de verano (parte 1 de 2)”

  1. Riesgo Says:

    Como siempre, un placer leerte.

    Estoy aprendiendo mucho, sigue así, es muy muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: